fbpx

Primer centro de medicina integral para la mujer en Honduras

¿Realmente necesitas tomar suplementos de calcio?

El cuerpo humano no produce calcio. Es necesario consumirlo en los alimentos.

Desde que nacemos, empezamos a acumular calcio, principalmente en los huesos y los dientes. Es nuestra reserva para la vejez.

Si esta reserva no es fuerte, la probabilidad de sufrir de bajo calcio en los huesos en algún momento, es alta. Es una enfermedad llamada osteoporosis en la cual es muy fácil sufrir fracturas.

La osteoporosis es más frecuente en las mujeres después de la menopausia y en personas que toman medicamentos llamados corticoides por largos periodos.

La osteoporosis se detecta con un examen llamado densitometría ósea o DEXA, una radiografía que mide el calcio en los huesos.

Muchas personas piensan que si toman suplementos de calcio lograrán evitar la osteoporosis antes de que aparezca, pero no se ha demostrado que esto sea algo realmente útil. En cambio, el exceso de calcio puede tener efectos peligrosos para la salud

Función del calcio

El calcio es vital para muchas funciones del cuerpo incluyendo la regulación del ritmo del corazón y tiene muchas otras acciones de los músculos, los nervios y otros órganos.

El calcio, además, necesita de la vitamina D para ser absorbido en el hueso. 

El ejercicio regular, sea aeróbico o de fuerza, también ayuda a fijar el calcio en los huesos.

La mejor manera de consumir el calcio es la natural, es decir, los alimentos. 

Fuentes de calcio y vitamina D en la dieta

En general, se recomienda un consumo diario de calcio entre 1000 y 1500 mg para los adultos. Estas cifras cambian para los niños y para las mujeres embarazadas.

Es importante nunca exceder los 2500 mg de calcio al día, pues es una dosis tóxica. Es una de las razones para no tomar suplementos de calcio si no es necesario.

Se pueden encontrar tablas con estos requerimientos de calcio por edad en la página de los Institutos de Salud de Estados Unidos. 

En esa misma página hay un listado con la cantidad de calcio en los alimentos más recomendados que básicamente son los lácteos, las verduras de hoja verde oscura y los pescados enlatados.

Una taza de leche descremada y una taza de yogur natural descremado, por ejemplo, tienen 300 mg de calcio cada una. Una lata de sardinas tiene alrededor de 324 mg. 

Ejemplos de alimentos con vitamina D son los pescados como el salmón y la trucha y los aceites de hígado de pescado. El hígado de vaca, la yema de huevo y el queso tienen un poco de esta vitamina.

La luz del sol directamente en la piel también produce vitamina D, pero esta manera de adquirirla se ha reducido mucho por la contaminación ambiental y por el mayor riesgo de cáncer de piel al exponerse a la radiación del sol. 

Por todo esto, en algunos países venden alimentos fortificados con vitamina D.

 Suplementos de calcio

Los suplementos alimentarios que contienen calcio se desarrollaron para realizar tratamientos nutricionales y para corregir la osteoporosis, siempre en conjunto con vitamina D y otros medicamentos.

Estos suplementos pueden venir en diferentes presentaciones como tabletas, polvo para disolver e incluso como polvo efervescente.

Algunas tabletas pueden producir problemas digestivos como hinchazón del estómago y gases intestinales.

Están indicados en situaciones específicas. Se recomienda tomar poca cantidad en cada dosis, no más de 500 mg.

Hay diferentes tipos de calcio suplementario: carbonato y citrato son las más comunes. Cada una tiene una indicación especial que es importante revisar con el médico.

Situaciones en las que NO debes tomar suplementos de calcio:

  1. Si estás saludable y puedes comer bien

En general, el cuerpo absorbe muy bien el calcio de la dieta y no es difícil conseguir la dosis diaria mínima por este medio.

Tomar suplementos de calcio sería excesivo.

  1. Si no tienes una enfermedad grave por falta de calcio y mejora con la alimentación

Por ejemplo, la osteopenia, es el hallazgo en una densitometría ósea de una disminución de la densidad del hueso, pero sin llegar al diagnóstico de osteoporosis.

En estos casos, se puede aumentar la ingesta de calcio y vitamina D en la dieta y hacer seguimiento con la densitometría ósea.

  1. Si tienes exceso de calcio en la sangre o la orina

Si por alguna alteración de los riñones u otra causa tienes altos los niveles de calcio en sangre (hipercalcemia) es riesgoso aumentarlos más con el consumo excesivo de calcio y producir problemas en el funcionamiento del riñón, el cerebro y otros órganos y, en ocasiones, generar una arritmia cardiaca.

Si hay exceso de salida de calcio en la orina (hipercalciuria), en algunas personas existe el riesgo de formar piedras en los riñones (cálculos) y a veces problemas de fallo renal.

En estos casos, se debe tener un control con un especialista en Medicina Interna o Endocrinología.

Situaciones en las que PODRÍAS necesitar un suplemento de calcio

Siempre bajo prescripción médica, tanto del tipo de suplemento como de la dosis, podrías necesitar un suplemento de calcio.

Para determinar la dosis del suplemento se tiene en cuenta también el calcio y la vitamina D que estés consumiendo en la dieta para no caer en excesos.

Principalmente se usan suplementos de calcio o vitamina D en las siguientes condiciones:

  1. Raquitismo: es la deficiencia de calcio en los huesos en los niños por falta de Vitamina D. Puede ocurrir en algunas enfermedades digestivas. Debe haber control nutricional y pediátrico. 
  2. Osteoporosis: siempre se asocian tratamientos con medicamentos que ayuden a fijar el calcio en los huesos y que deben ser prescritos por un especialista.
  3. Imposibilidad de consumir calcio en la dieta: pacientes que no se puedan alimentar de manera normal o enfermedades como la intolerancia a la lactosa deben tener un seguimiento estrecho para compensar la dosis diaria de calcio y evitar la descalcificación de los huesos.
  4. Mujeres embarazadas con una dieta baja en calcio: El calcio en el embarazo puede evitar los graves aumentos de presión arterial denominados preeclampsia.

Los diagnósticos de osteopenia y osteoporosis deben tener seguimiento con exámenes de densitometría ósea y con el especialista.

No olvides evitar la automedicación y primero ir al médico antes de comenzar cualquier tratamiento por tu cuenta.

Referencias

Cochrane Suplementos de calcio durante el embarazo para la prevención de los trastornos hipertensivos 

Huesos sanos Calcio/Vitamina D

Mayo Clinic ¿Cuándo debo tomar suplementos de calcio?

Mayo Clinic Raquitismo.

MedlinePlus Suplementos de calcio

MSKCC Control del cáncer – Suplementos de calcio

NIH El calcio y la vitamina D: Importantes a toda edad

NIH Vitamina D

Radiology info Densitometría ósea

Reumatología Clínica Suplementos de calcio y vitamina D ¿para todos?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Ahora puedes revisar los resultados de tus exámenes de Laboratorio en lineaHaz click aquí
+