Primer centro de medicina integral para la mujer en Honduras

¿Qué relación existe entre las hormonas y el cáncer de mama?

Las hormonas tienen mucho poder. Se trata de esas pequeñas sustancias químicas que le dicen a tu cuerpo, a las células, qué hacer. Determinan todo, desde cuánto crecerás, cómo procesarás los alimentos y cómo funcionará tu sistema inmunológico.

Las hormonas pueden afectar tu peso, su temperatura corporal e incluso tu estado de ánimo. También pueden tener un impacto en tu riesgo de cáncer.

Cuando las personas escuchan la palabra hormona, piensan en los estrógenos y la progesterona, y sus efectos sobre el cáncer femenino. Sin embargo, hay varias otras hormonas que tienen un impacto en el riesgo de cáncer en todo el cuerpo.

La conexión entre las hormonas y el cáncer

El vínculo entre las hormonas y el riesgo de cáncer tiene mucho que ver con la multiplicación de células.

Y cuanto más se dividen y multiplican tus células, más posibilidades hay de que algo salga mal y de que se desarrolle cáncer.

Hay varias cosas que pueden afectar tus hormonas, incluidos medicamentos, inflamación crónica y afecciones médicas como la obesidad. Para otros factores, como las toxinas y la dieta, el vínculo con el riesgo de cáncer es menos claro.

Pastillas anticonceptivas

Las píldoras anticonceptivas controlan la fertilidad con dosis de las hormonas sexuales femeninas estrógeno y progesterona. Pueden reducir el riesgo de cáncer de ovario y endometrio. Pero aumentan ligeramente el riesgo de cáncer de mama y de cuello uterino.

La única población que debería preocuparse en caso de tomar píldoras anticonceptivas son las mujeres que tienen un riesgo muy alto de cáncer, como las que tienen una mutación BRCA. Deben hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de este método anticonceptivo.

Seguir las pautas generales para un estilo de vida saludable ayuda mucho a regular las hormonas y reducir el riesgo de cáncer. Mantener un peso corporal saludable, seguir una dieta equilibrada y mantenerse activo ayuda a mantener los niveles hormonales bajo control.

Terapia de reemplazo hormonal

Para las mujeres en edad reproductiva, reemplazar las hormonas en disminución puede aliviar algunos de los síntomas desagradables de la menopausia. Pero la terapia de reemplazo hormonal (TRH) puede aumentar el riesgo de una mujer de cáncer de mama y posiblemente cáncer de ovario. Hay formas más seguras de reducir los síntomas y mantener su salud.

Usted puede consultar con alguno de nuestros especialistas sobre alternativas no hormonales para tratar los síntomas de la menopausia. Esas alternativas deberían ser su primera opción.

Dieta

Los alimentos a base de soja tienen mala reputación. Pero no hay suficientes datos para sugerir que los estrógenos vegetales en los alimentos de soja, como el tofu y el miso, aumentan el riesgo de cáncer de mama u otros tipos de cáncer. De hecho, la soja puede tener un efecto protector.

La soja es un estrógeno vegetal. Realmente no se conocen los beneficios y los daños relacionados con el riesgo de cáncer. Las mujeres que siguen dietas con alto contenido de soja, como en las culturas orientales, no tienen un mayor riesgo de cáncer de mama.

Y los productos a base de soja son una buena fuente de proteína vegetal. Las proteínas vegetales son un sustituto saludable de las proteínas animales. Así que, un par de porciones de soja al día, pueden incluirse sin preocupación en la mayoría de los pacientes.

Disruptores endócrinos

El bisfenol-A, o BPA, es un químico común utilizado en muchos productos plásticos y algunas latas de aluminio que imita el estrógeno. Se encuentra en una lista de productos químicos conocidos como disruptores endocrinos, debido a sus efectos sobre las hormonas. Pero se necesita más investigación para determinar los riesgos.

Por el momento, no es necesario más que las alternativas saludables como los envases de cartón en los que se almacenan muchos alimentos listos para el consumo, como verduras y legumbres. Otra opción saludable son los envases de vidrio.

Inflamación crónica y obesidad

La inflamación y la obesidad van de la mano, y ambas tienen un impacto en las hormonas y el riesgo de cáncer. Un aumento excesivo de grasa corporal causa inflamación. La inflamación aumenta la cantidad de insulina y estrógeno en el cuerpo, lo que desencadena la división celular. El exceso de grasa también produce estrógeno.

Con el tiempo, el estrés que provoca la obesidad en el cuerpo al desencadenar inflamación y aumentar los niveles hormonales plantea un riesgo significativo de cáncer.

Seguir las pautas generales para un estilo de vida saludable ayuda mucho a regular las hormonas y reducir el riesgo de cáncer. Sin embargo, en ciertas personas, como quienes tienen antecedentes personales o familiares de cáncer de mama, es necesario realizar una evaluación exhaustiva para determinar correctamente el riesgo.

Puedes consultar con nuestros especialistas, quienes realizarán los estudios necesarios para ayudarte a determinar tu riesgo.  

Referencias

Hormones and breast cancer.

Effects of estrogen on breast cancer development: role of estrogen receptor independent mechanisms.

Breast cancer and oestrogen.

En C-Mater Dei contamos con la más alta tecnología de última generación, sala de quirófano, laboratorio clínico y un reconocido equipo de médicos especialistas y sub-especialistas en Cirugía General, Mastología, Oncología, Medicina Interna, Ginecología, Cardiología, Endocrinología, Nefrología, Patología y Radiología. Cumplimos 20 años al servicio de ti y tu familia comprometidos a ofrecer medicina de alta calidad con calidez humana.

Para hacer una cita con un médico o para mayor información llámanos al: 2239-4809 o al 9950-4318.

Logo Lab C-Mater Dei

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Ahora puedes revisar los resultados de tus exámenes de Laboratorio en lineaHaz click aquí
+