Primer centro de medicina integral para la mujer en Honduras

¿Puede la dieta cetogénica ayudarle a superar el hígado graso?

La enfermedad de hígado graso no alcohólico es una consecuencia para muchas personas que llevan una dieta pobre, son sedentarias y tienen predisposición genética. Esta enfermedad es reversible si cambiamos el estilo de vida. El abordaje dietoterápico tradicional ha sido una dieta con restricción calórica. Sin embargo, actualmente la dieta cetogénica muestra excelentes resultados en el tratamiento de la enfermedad del hígado graso.

La pérdida de peso es esencial cuando se revierte la enfermedad del hígado graso no alcohólico, y una reducción aún mayor en la pérdida de peso es útil para los pacientes con esteatohepatitis no alcohólica (inflamación del hígado acompañada de acumulación grasa). Sin embargo, la mejor manera de lograr esta pérdida de peso no siempre es a través de la restricción calórica.

La dieta cetogénica ha demostrado en múltiples estudios que es más efectiva que una dieta restringida en calorías para revertir la diabetes tipo 2, la obesidad, las enfermedades cardíacas y la hiperlipidemia.

La salud intestinal es otra variable importante a considerar. Cuando muchas personas prueban por primera vez una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, pueden centrarse en todas las carnes y quesos grasos que pueden comer y olvidarse de comer verduras. El consumo excesivo de grasa con muy poca fibra puede hacer que el microbioma intestinal cambie enormemente. Esto lleva a que se absorban más lipopolisacáridos y más inflamación en el cuerpo y el hígado.

La mejor dieta para la enfermedad del hígado graso

La dieta cetogénica es una buena opción para revertir la enfermedad del hígado graso, pero puede convertirla en la mejor dieta para el hígado graso siguiendo estas pautas:

1. Restrinja los carbohidratos al 5% de sus calorías diarias

Al hacer esto, reducirá en gran medida la probabilidad de que su hígado convierta el exceso de energía en grasa. También reducirá los niveles de insulina, azúcar en la sangre e inflamación que de otro modo causarían problemas hepáticos.

2. Coma alimentos ricos en fibra con cada comida

La forma más saludable de obtener más fibra es consumiendo vegetales bajos en carbohidratos. Mejorarán la salud intestinal, reducirán la absorción de lipopolisacáridos nocivos y mejorarán la salud de las células de todo el cuerpo.

3. Coma alimentos favorecedores de la función hepática

También puede agregar estos cinco alimentos a su dieta para ayudar a revertir la enfermedad del hígado graso:

Pescado graso

Dos o más porciones de pescado azul por semana pueden tener un efecto beneficioso sobre los lípidos en la sangre y pueden reducir la grasa del hígado. El salmón silvestre es uno de los pescados grasos más saludables que puede consumir.

Café regular sin azúcar filtrado

El café está asociado con una reducción de la severidad de la fibrosis en la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Nueces

Un puñado de nueces por día mejora las pruebas de función hepática. Se ha descubierto que las nueces, en particular, son una de los frutos secos más saludables para el hígado.

Aguacate

El consumo de aguacate se asocia con pérdida de peso y mejores pruebas hepáticas. Esto se debe principalmente a que los aguacates tienen una cantidad sustancial de grasas monoinsaturadas, fibra y antioxidantes.

Aceite de oliva

Este popular aceite mejora las pruebas de función hepática y ayuda a perder peso porque está cargado de antioxidantes y ácido oleico.

El abordaje dietario es un pilar fundamental de tratamiento en la enfermedad del hígado graso. Por este motivo recuerde consultar con un especialista en nutrición. Usted puede lograr el mejor asesoramiento profesional en nuestra Clínica de Diagnóstico y Tratamiento Mater Dei.

Referencias

The Epidemiology of Nonalcoholic Fatty Liver Disease: A Global Perspective — Medscape

Treatment of Nonalcoholic Fatty Liver Disease: Where do we Stand? An Overview — NCBI

Physical activity as a treatment of non-alcoholic fatty liver disease: A systematic review — NCBI

Long-term effects of a ketogenic diet in obese patients — NCBI

Profile of liver enzymes in non-alcoholic fatty liver disease in patients with impaired glucose tolerance and newly detected untreated type 2 diabetes — NCBI

The effects of low carbohydrate diets on liver function tests in nonalcoholic fatty liver disease: A systematic review and meta-analysis of clinical trials — NCBI

The Effect of a Low-Carbohydrate, Ketogenic Diet on Nonalcoholic Fatty Liver Disease: A Pilot Study — Springer Link

Insoluble Dietary Fiber from Pear Pomace Can Prevent High-Fat Diet-Induced Obesity in Rats Mainly by Improving the Structure of the Gut Microbiota — JMB

Oily fish, coffee and walnuts: Dietary treatment for nonalcoholic fatty liver disease — NCBI

Avocados Contain Potent Liver Protectants — Science Daily

En C-Mater Dei contamos con la más alta tecnología de última generación, salas de quirófano, laboratorio clínico, y un reconocido equipo de médicos especialistas y sub-especialistas en Cirugía General, Mastología, Oncología, Medicina Interna, Ginecología, Cardiología, Endocrinología, Nefrología, Patología y Radiología.

Para hacer una cita con un médico o para mayor información llámanos al: 2239-4809 o al 9950-4318.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Ahora puedes revisar los resultados de tus exámenes de Laboratorio en lineaHaz click aquí
+