Primer centro de medicina integral para la mujer en Honduras

Cómo revertir la enfermedad del hígado graso no alcohólico

La enfermedad de hígado graso no alcohólico es una patología en la cual se acumula un exceso de grasa en el hígado, lo que puede llevar a inflamación crónica y otras complicaciones.

Muchas personas que sufren diabetes, obesidad, insulino resistencia y otras enfermedades metabólicas también padecen enfermedad del hígado graso, ya que comparten los mismos factores causales.

La clave para interrumpir el círculo vicioso de la enfermedad del hígado graso antes de que dañe el hígado es el ejercicio y la dieta.

El tratamiento de la obesidad del hígado es similar al tratamiento de la obesidad del cuerpo. De hecho, muchos artículos científicos coinciden en que el tratamiento de la enfermedad del hígado graso no alcohólico debe centrarse en controlar la diabetes, la obesidad, la resistencia a la insulina y la hiperlipidemia. Solo debemos centrarnos en tratar el hígado en personas con esteatohepatitis no alcohólica.

Esto significa que la mejor manera de revertir la enfermedad del hígado graso no alcohólico y prevenir el daño hepático es con una dieta que haya demostrado controlar la diabetes, la obesidad, la resistencia a la insulina y la hiperlipidemia.

¿Cuál es la mejor dieta y estilo de vida para reducir el hígado graso?

En una revisión de estudios sobre tratamientos para la enfermedad del hígado graso no alcohólico, los investigadores encontraron que la pérdida de peso conduce a una mejora sustancial en la enfermedad. La pérdida de peso del 3-5% mejora la enfermedad del hígado graso, pero para reducir la inflamación y el daño hepático, puede ser necesaria una pérdida de peso del 10%. Para lograr esto, los investigadores utilizaron la forma más conocida de promover la pérdida de peso: restricción calórica y ejercicio.

La actividad física por sí sola mejora la sensibilidad a la insulina y reduce la grasa en el hígado.

De hecho, un estudio mantuvo constante el peso corporal de sus sujetos mientras implementaban un programa de entrenamiento físico. Descubrieron que conduce a una clara disminución en la grasa del hígado.

Los cambios en la dieta y el estilo de vida pueden tener un impacto positivo en la enfermedad de hígado graso.

En estudios que combinan restricción calórica con ejercicio, los resultados son aún más prometedores. Por ejemplo, un estudio tomó veinticinco pacientes obesos con hígado graso y puso a quince de ellos en una dieta restringida en calorías y un programa de ejercicio durante 3 meses.

La dieta restringida en calorías se basó en una ingesta diaria de calorías en base al peso ideal del paciente en kilogramos multiplicada por 25 calorías, y el programa de ejercicio se describe como “caminar o trotar”.

Los investigadores encontraron que el “peso”, los datos bioquímicos sanguíneos del grupo de tratamiento, como los valores de aminotransferasa, albúmina, colinesterasa, colesterol total y glucosa en sangre en ayunas, y esteatosis (hígado graso) disminuyeron significativamente después del ensayo. En el grupo de control, no hubo diferencias significativas en los hallazgos clínicos e histológicos antes y después del ensayo.

Al parecer, esta es una excelente estrategia. Comer menos y moverse más, y podrá revertir la enfermedad del hígado graso. Muchos artículos de revisión sobre los tratamientos para la enfermedad del hígado graso no alcohólico también están de acuerdo con este principio simple, pero no están de acuerdo sobre qué tipo de ejercicio hacer.

Se han realizado muchos estudios sobre diferentes tipos de ejercicio y sus efectos sobre la enfermedad del hígado graso, pero no hay suficientes datos para llegar a una conclusión clara sobre lo que es mejor. Sin embargo, podemos afirmar que el mejor ejercicio es el que usted puede hacer.

Si usted sufre de hígado graso o cree que puede padecer esta enfermedad, recuerde que un enfoque multidisciplinario que incluya tratamiento nutricional y clínico puede ayudarle a superar esta dolencia. En nuestra clínica puede encontrar los mejores profesionales que le asistirán.

Referencias

Therapeutic effects of restricted diet and exercise in obese patients with fatty liver — Science Direct

Sitting for just a couple hours has measurable (and negative) health impact — PLOS

Non alcoholic fatty liver disease and metabolic syndrome — NCBI

Metabolic Endotoxemia Initiates Obesity and Insulin Resistance — Diabetes Journals

The Epidemiology of Nonalcoholic Fatty Liver Disease: A Global Perspective — Medscape

Treatment of Nonalcoholic Fatty Liver Disease: Where do we Stand? An Overview — NCBI

Physical activity as a treatment of non-alcoholic fatty liver disease: A systematic review — NCBI

En C-Mater Dei contamos con la más alta tecnología de última generación, salas de quirófano, laboratorio clínico, y un reconocido equipo de médicos especialistas y sub-especialistas en Cirugía General, Mastología, Oncología, Medicina Interna, Ginecología, Cardiología, Endocrinología, Nefrología, Patología y Radiología.

Para hacer una cita con un médico o para mayor información llámanos al: 2239-4809 o al 9950-4318.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Ahora puedes revisar los resultados de tus exámenes de Laboratorio en lineaHaz click aquí
+