Primer centro de medicina integral para la mujer en Honduras

Archives

Author's Posts

El cáncer de mama inflamatorio (IBC) es un tipo de cáncer de mama poco frecuente y muy agresivo que tiende a diseminarse rápidamente, incluso en etapas relativamente tempranas.

Curiosamente, los signos y síntomas de IBC son bastante comunes. Sin embargo, estos signos y síntomas se asocian con mayor frecuencia con afecciones benignas de las mamas.

La causa habitual de los síntomas inflamatorios de las mamas es la mastitis mamaria o la ectasia de los conductos.

Es necesario tomar muy en serio los síntomas del cáncer de mama inflamatorio, incluso si su médico sospecha una afección benigna.

Las pruebas de cáncer de mama siempre deben iniciarse para mujeres con síntomas de IBC, particularmente mujeres jóvenes y embarazadas o lactantes.

El cáncer de mama inflamatorio es uno de los tipos más agresivos de cáncer de mama y el pronóstico generalmente es más desalentador que el de otros cánceres de mama en ” etapa avanzada”.

 Síntomas clínicos del cáncer de mama inflamatorio

 Los síntomas del cáncer de mama inflamatorio no son síntomas típicos del cáncer de mama. De hecho, los síntomas son muy similares a la mastitis de mama o una infección de mama. Estos incluyen:

Cambios en la piel: pueden parecer parches en la mama de color rojo o rosado, o con una apariencia magullada. La textura del área afectada de la mama también puede cambiar y aparecer con hoyuelos o picaduras.

Picazón en las mamas: puede causar picazón alrededor del área afectada.

Hinchazón de las mamas: puede notar que una mama es más grande que el otro.

Dolor en las mamas: la mama afectada puede estar sensible, dolorosa o sentirse más pesada. La mama se siente caliente al tacto o puede haber una sensación de ardor. Pueden aparecer surcos o marcas de ronchas en la piel.

Pezón invertido, hoyuelos o aplanamiento del pezón.

Secreción del pezón

Ganglios linfáticos inflamados debajo del brazo o en el cuello.

En particular, las mujeres con cáncer de mama inflamatorio tienden a no tener fiebre. Debido a que es un cáncer que se propaga muy rápidamente dentro y alrededor del tejido mamario, las mujeres con IBC pueden presentar adenopatía axilar (ganglios linfáticos axilares agrandados).  Esto puede ser una señal de que el cáncer se ha diseminado (cáncer de mama metastásico).

 Diagnóstico del cáncer de mama inflamatorio

 El diagnóstico de cáncer de mama inflamatorio puede no ser concluyente al principio.

El diagnóstico de IBC tiende a ser a una edad más temprana que otros cánceres de seno. La edad promedio al momento del diagnóstico de IBC es entre mediados y finales de los 50 años. La mayoría de las mujeres son posmenopáusicas en el momento del diagnóstico. Curiosamente, se cree que un índice de masa corporal (IMC) alto aumenta significativamente las probabilidades de desarrollar IBC.

La última investigación está estudiando el virus del tumor mamario como un factor de riesgo potencial para el cáncer de mama inflamatorio.

La causa de la aparición del IBC en la mama es la invasión de las células cancerígenas en los linfáticos. Los vasos linfáticos obstruidos son responsables de producir los cambios característicos de la piel que pueden imitar un proceso inflamatorio benigno.

Las pruebas de diagnóstico estándar para la detección del cáncer de mama incluyen:

  • Biopsia con aguja fina
  • Biopsia con aguja gruesa
  • Mamografías
  • Exploraciones de resonancia magnética

Sin embargo, el diagnóstico puede ser muy difícil e incluso las pruebas de diagnóstico anteriores no siempre diagnostican el IBC.

Por lo tanto, con frecuencia en el diagnóstico de IBC se utiliza una exploración PET.

Además, a menudo son necesarias muestras de biopsias por escisión más grandes. Una biopsia de piel puede encontrar evidencia de células invasivas de cáncer de mama, pero este no es siempre el caso.

El cáncer de mama inflamatorio tiene una tendencia a crecer en “capas”, por lo que puede pasar bastante tiempo antes de que aparezca un bulto palpable. Además, si se desarrolla un bulto, puede aparecer de forma repentina.

Alrededor del 30% de los cánceres de mama inflamatorios nunca desarrollan un bulto de mama real.

Estudios recientes han señalado las ventajas potenciales de nuevas técnicas de diagnóstico, como la tomografía por emisión de positrones con fluorodesoxiglucosa (PET con FDG).

Características mamográficas y ecográficas del cáncer de mama inflamatorio

 Los hallazgos típicos en la detección de cánceres de mama inflamatorios son el engrosamiento de la piel y los tejidos conectivos y un aumento en la densidad de las mamas.

En alrededor del 30% de los casos de cáncer de mama inflamatorio no hay bulto (o tumor). Por el contrario, el IBC generalmente se presenta como una “infiltración difusa” de células cancerosas, por lo que no se detecta tan fácilmente en la mamografía o la ecografía.

Entonces, la ausencia de una verdadera masa mamaria en la mamografía no siempre descarta el cáncer.

La ecografía puede ser útil en el proceso de diagnóstico, ya que puede detectar masas ocultas en la mamografía y en el examen clínico.

La ecografía también es útil para detectar adenopatía axilar (inflamación debajo de las axilas) y esto puede ayudar a tomar muestras de biopsia más precisas. En el cáncer de mama inflamatorio, las imágenes de ultrasonido pueden mostrar edema y engrosamiento de la piel junto con una masa mal definida de algún tipo.

Manejo y opciones de tratamiento para el cáncer de mama inflamatorio

Para algunas mujeres con IBC, las investigaciones iniciales para encontrar un diagnóstico pueden no confirmar una afección benigna o maligna.

Por lo tanto, un paciente puede recibir tratamientos conservadores, como medicamentos antiinflamatorios y antibióticos. El monitoreo de la respuesta a la terapia con antibióticos es muy importante si los síntomas no mejoran, será necesario realizar más investigaciones.

A veces, se necesita una biopsia de mama por escisión para descubrir realmente lo que está sucediendo.

Las células inflamatorias del cáncer de mama tienden a crecer ampliamente a través de los tejidos de la mama, en lugar de ser un tumor único. Por esta razón, los medicamentos de quimioterapia o radioterapia a menudo se administran antes de la cirugía.

El tratamiento debe comenzar sin demora.

 El cáncer de mama inflamatorio necesita tratamiento lo antes posible. Sin embargo, debido a las propiedades únicas, se recomienda que un oncólogo con experiencia encabece el equipo de tratamiento y manejo.

El tratamiento del cáncer de mama inflamatorio requiere un enfoque de modalidad combinada para la terapia.

Riesgo de recurrencia y cáncer de mama metastásico.

Debido a la participación de la piel en el IBC, el riesgo de recurrencia local de metástasis en los ganglios linfáticos es muy alto.

Por esta razón, los médicos rara vez sugieren una mastectomía inmediata y, en su lugar, prescribirán un curso de quimioterapia preoperatoria.

Además, su médico generalmente realizará un estudio completo de estadificación. Una evaluación que consiste en una radiografía de tórax, una gammagrafía ósea e incluso una ecografía abdominal.

Después de la quimioterapia, algunos pacientes pueden someterse a una mastectomía radical completa o modificada, junto con la disección de los ganglios linfáticos axilares.

Sin embargo, si el tratamiento médico con quimioterapia obtiene una respuesta dramáticamente buena, puede que no sea ​​necesario extraer la mama con cirugía.

Después de la cirugía, generalmente sigue el tratamiento con radioterapia a los ganglios linfáticos regionales y a la pared torácica.

Finalmente, las mujeres con este tipo de cáncer reciben terapia endócrina u otras terapias dirigidas específicas para el estado del receptor hormonal.

La etapa activa del tratamiento para el cáncer de mama inflamatorio es intensiva y, por lo general, tarda aproximadamente 1 año en completarse.

Investigación futura sobre el cáncer de mama inflamatorio

La investigación reciente sobre el cáncer de mama inflamatorio se ha centrado en el trabajo sobre los determinantes genéticos que subyacen al fenotipo de este tipo de cáncer.

De hecho, los científicos ya han identificado algunos de los genes que están presentes en el desarrollo y la progresión de esta enfermedad. Sin embargo, no ha habido un verdadero avance “genético” en cuanto al tratamiento.

En su mayor parte, el cáncer de mama inflamatorio tiene un perfil molecular distinto, aunque comparte algunos cambios genéticos con otros cánceres de mama.

Preguntas frecuentes sobre cáncer de mama inflamatorio

¿Con qué rapidez se propaga, desarrolla y crece el cáncer de mama inflamatorio?

El color rosado de la piel (sarpullido) se propaga a veces durante varios meses. Como se mencionó anteriormente, el IBC es un tipo agresivo de cáncer de mama que se propaga muy rápidamente. El aumento de la conciencia de los síntomas y el diagnóstico temprano es clave.

¿Hacia dónde se propaga el cáncer de mama inflamatorio?

Al igual que otros cánceres de mama, el IBC se propaga hacia la axila y los ganglios linfáticos mamarios internos. También a menudo hay invasión linfovascular que puede extenderse al hueso.

¿Por qué el cáncer de mama inflamatorio es tan mortal?

Debido a la tendencia al diagnóstico erróneo. El IBC a menudo se confunde con mastitis o, a veces, incluso con herpes zóster. En otras ocasiones, el IBC puede confundirse con un tipo diferente de cáncer de mama localmente avanzado y no recibir el tratamiento adecuado.

La dificultad del diagnóstico en combinación con el rápido crecimiento del cáncer a menudo significa que el IBC se encuentra en una etapa avanzada en el momento del diagnóstico.

¿Qué causa el cáncer de mama inflamatorio?

Las causas del cáncer de mama inflamatorio aún no se comprenden completamente. Sin embargo, se cree que la infección viral, los factores genéticos y la obesidad tienen un vínculo.

Tengo cáncer de mama inflamatorio y me han dicho que necesito quimioterapia neoadyuvante, ¿qué significa esto?

La terapia neoadyuvante, en realidad, significa cualquier terapia médica que se administra antes de la cirugía para reducir el tumor o detener o ralentizar el proceso de la enfermedad.

La terapia neoadyuvante suele ser tratamientos farmacológicos como la terapia hormonal (por ejemplo, tamoxifeno), terapia dirigida, quimioterapia o radioterapia.

¿Qué sucede después de terminar el tratamiento inicial para el cáncer de mama inflamatorio?

 Será necesario el monitoreo y la detección continuos para detectar cualquier recurrencia o diseminación adicional. Es importante hablar con su oncólogo sobre los controles y las pruebas periódicas necesarias después del tratamiento inicial.

Además, más allá de los medicamentos convencionales, puede ser útil encontrar un grupo de apoyo emocional. Muchas mujeres encuentran terapias complementarias para ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Las terapias complementarias incluyen acupuntura, yoga, Tai Chi, medicamentos a base de hierbas. En este sentido, es importante que verifique la seguridad de cualquier medicamento que tome. Además, asegúrese de que las hierbas medicinales no reaccionen con su tratamiento, como la quimioterapia. Los masajes son también una buena terapia complementaria al tratamiento convencional de cáncer de mama inflamatorio.

Si usted ha sufrido síntomas de carácter inflamatorio en los últimos tiempos o tienen antecedentes de cáncer en la familia, es importante que consulte con especialistas. En nuestra clínica, podrá no sólo encontrar profesionales capacitados, sino el apoyo humano que necesita para transitar esta enfermedad. Puede solicitar un turno con oncología desde aquí.

Referencias

Dawood S, Massimo Cristofanilli M. (2011) Inflammatory Breast Cancer: What Progress Have We Made? Review Article | March 15, 2011 | Oncology Journal, Breast Cancer

Tsai CJ, Li J, Gonzalez-Angulo AM, Allen PK, Woodward WA, Ueno NT, Lucci A, Krishnamurthy S, Gong Y. (et al). (2015) Outcomes After Multidisciplinary Treatment of Inflammatory Breast Cancer in the Era of Neoadjuvant HER2-directed Therapy Am J Clin Oncol. 2015 Jun;38(3):242-7.

Ningún alimento o dieta puede prevenir o causar cáncer de mama por sí mismo, pero las elecciones alimenticias de una persona pueden hacer una diferencia en su riesgo de desarrollar cáncer de mama o en su bienestar general mientras viven con la afección.

El cáncer de mama es una enfermedad compleja con muchos factores contribuyentes. Algunos de estos factores, como la edad, los antecedentes familiares, la genética y el género, no están bajo el control de una persona.

Sin embargo, una persona puede controlar otros factores, como tabaquismo, actividad física, el peso corporal y la dieta. Algunos investigadores han sugerido que los factores dietéticos podrían ser responsables del 30-40% de todos los cánceres.

Alimentos aconsejables para prevenir y evitar el cáncer de mama

El cáncer de mama puede comenzar en diferentes lugares, crecer de diferentes maneras y requerir diferentes tipos de tratamiento. Así como los tipos particulares de cáncer responden mejor a ciertos tratamientos, algunos cánceres responden bien a alimentos específicos.

Los siguientes alimentos pueden desempeñar un papel en una dieta saludable en general, y también pueden ayudar a prevenir el desarrollo o la progresión del cáncer de mama:

  • Variedad de frutas y verduras
  • Alimentos ricos en fibra, como granos enteros, frijoles y legumbres
  • Leche baja en grasa y productos lácteos
  • Productos a base de soja
  • Alimentos ricos en vitamina D y otras vitaminas
  • Alimentos, particularmente especias, con propiedades antiinflamatorias
  • Alimentos, principalmente de origen vegetal, que contienen antioxidantes

Estas recomendaciones pueden cumplirse más fácilmente si se sigue una dieta de tipo Mediterránea.

Consumo de frutas y verduras

Junto con sus otros beneficios, las frutas y verduras son ricas en flavonoides y carotenoides, que parecen tener varios beneficios médicos.

Las investigaciones han sugerido que los siguientes alimentos pueden ayudar a prevenir el cáncer de mama:

  • Verduras de hoja verde, oscuras, como la col rizada y el brócoli
  • Frutas, especialmente bayas (frutos rojos) y duraznos
  • Frijoles, legumbres, pescado, huevos y algo de carne

Los investigadores han asociado el betacaroteno, que ocurre naturalmente en vegetales como las zanahorias, con un menor riesgo de cáncer de mama. Los científicos especulan que esto puede deberse a que interfiere con el proceso de crecimiento de las células cancerosas.

Fibra dietética y antioxidantes

La investigación sobre la fibra dietética y su efecto sobre el cáncer de mama actualmente no es concluyente, pero varios estudios han sugerido que puede ayudar a proteger contra la enfermedad.

El exceso de estrógeno puede ser un factor en el desarrollo y la propagación de algunos tipos de cáncer de mama. Algunos tratamientos tienen como objetivo evitar que el estrógeno interactúe con las células cancerosas. Seguir una dieta alta en fibra puede apoyar este proceso y acelerar la eliminación del estrógeno.

La fibra apoya el sistema digestivo y la eliminación regular de los desechos, incluido el exceso de estrógenos. Ayuda al cuerpo a eliminar toxinas y limita el daño que pueden hacer.

La forma en que la fibra se une al estrógeno en el intestino también puede ayudar a evitar que el cuerpo absorba demasiado estrógeno. Estos factores pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama.

Las frutas, verduras, granos enteros y legumbres proporcionan fibra, pero también contienen antioxidantes, como betacaroteno y vitaminas C y E.

Los antioxidantes pueden ayudar a prevenir muchas enfermedades al reducir la cantidad de radicales libres, que son sustancias de desecho que el cuerpo produce naturalmente. Un metaanálisis de 2013 encontró que las personas que comen más granos integrales pueden tener un menor riesgo de cáncer de seno.

Grasas saludables

Algunas grasas en la dieta son necesarias para que el cuerpo funcione correctamente, pero es importante consumir el tipo correcto.

Las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas pueden ser beneficiosas con moderación. Están presentes en:

  • aceite de oliva
  • aguacates
  • semillas
  • nueces

Los peces de agua fría, como el salmón y el arenque, contienen una grasa poliinsaturada saludable llamada omega-3. Esta grasa también puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama.

Los beneficios para la salud de los ácidos grasos omega-3 podrían deberse a su capacidad para reducir la inflamación. La inflamación puede ser un factor contribuyente para el cáncer de mama.

Soja

La soja puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama. Es un alimento que es rico en proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales pero moderado en carbohidratos. También contiene antioxidantes conocidos como isoflavonas.

La soya también puede ayudar a reducir los niveles de lipoproteína de baja densidad (LDL), o colesterol “malo”, y disminuir el riesgo de enfermedades del corazón. Junto con la obesidad, estas condiciones son factores de riesgo que contribuyen al síndrome metabólico, que implica inflamación.

La inflamación puede desempeñar un papel en el cáncer de mama, aunque el papel que desempeña sigue siendo incierto.

La soja está presente en alimentos como:

  • tofu
  • tempeh
  • edamame
  • leche de soja
  • porotos de soja

Algunas personas se cuestionan si la soja podría aumentar el riesgo de cáncer de mama debido a su contenido en isoflavonas, que se parecen al estrógeno.

Sin embargo, el autor de un artículo de revisión de 2016 señala que el estrógeno no es lo mismo que las isoflavonas y que es poco probable que los dos se comporten de la misma manera. Según el autor, la Sociedad Norteamericana de Menopausia ha concluido que las isoflavonas no aumentan el riesgo de cáncer de seno.

Es importante recordar que la alimentación en la salud como en la enfermedad debe ser adecuadamente planificada. Un profesional calificado es quien mejor puede guiarle en este sentido. Nuestra clínica cuenta con profesionales que están listos para ayudarle en la prevención y tratamiento de cáncer de mama. Puede solicitar un turno desde aquí.

Referencias

Soy and Health Update: Evaluation of the Clinical and Epidemiologic Literature

Dietary isoflavone intake and all‐cause mortality in breast cancer survivors: The Breast Cancer Family Registry

Omega-3 fatty acids for breast cancer prevention and survivorship

Appendix 7. Nutritional Goals for Age-Sex Groups Based on Dietary Reference Intakes and Dietary Guidelines Recommendations

Dietary patterns and breast cancer risk in the California Teachers Study cohort.

Lycopene and Beta-carotene Induce Cell-Cycle Arrest and Apoptosis in Human Breast Cancer Cell Lines

Si bien toda la experiencia de tener cáncer de mama es muy difícil, el tiempo justo después del diagnóstico puede ser particularmente vulnerable y desafiante. Es comprensible que se sienta perdida y no sepa como avanzar.

Si bien aprender a sobrellevar el diagnóstico de cáncer de mama es un proceso realmente individual, hay algunas maneras en que puede hacer que la experiencia sea un poco más fácil. Estas son algunas sugerencias:

1. Permítase sentir todo lo que está sintiendo

Para algunas personas, dejar que sus emociones se expresen sin juicio puede ser particularmente útil. Independientemente de la respuesta emocional, una de las cosas más enriquecedoras que puede hacer es normalizar y dejar espacio para ello. Si está enojado, no lo niegue. Solo permítase. Es una emoción. No durará para siempre, ya que las emociones fluyen. No son estables.

2. Sepa que no está sola, incluso si se siente como si lo estuviera

Ser diagnosticada con cáncer de mama puede hacer que se sienta completamente sola, pero es fundamental entender que no lo está.

Desafortunadamente, el cáncer de mama es común, lo cual es frustrante y devastador, pero también significa que hay otras personas que saben exactamente por lo que está pasando. No necesita unirse a un grupo de apoyo en este momento si eso no le parece adecuado. Pero incluso recordarse a sí misma que hay personas con las que puede conectarse que podrían ayudarle con situaciones como manejar la reacción de los seres queridos a las noticias puede ser realmente poderoso.

Si decide que desea ir un paso más allá, puede encontrar grupos locales de apoyo para el cáncer de mama a través de organizaciones. También hay comunidades de soporte virtual disponibles, que podrían ser una forma más fácil de lidiar con todo.

3. Trate de pedir ayuda y aceptarla

Después de un diagnóstico de cáncer de mama, es posible que se sienta obligada a aislarse en un momento en que el apoyo de sus seres queridos es aún más importante de lo habitual. Tiene mucho sentido si necesita algo de tiempo para procesar las cosas por usted misma. Sin embargo, es de importancia que eventualmente pueda aceptar la ayuda de su sistema de soporte.

Busque sentirse cómoda delegando tareas o cualquier otra cosa que sea demasiado exigente. Deje que su mejor amigo pasee a su perro. Acepte las comidas de su vecino. Estos son ejemplos de muestras de amor y amistad.

Puede sentir que pedir ayuda lo convierte en una carga o lo posiciona como débil, pero solo significa que es un ser humano que atraviesa una experiencia desafiante. Necesitar apoyo en este momento tiene sentido.

4. Programe tiempo para “usted” cada semana

Si usted se enfoca en su enfermedad, los pensamientos negativos, ansiedad y el dolor se apoderarán de usted. Es por eso que, es importante que trate de buscar tiempo para hacer cosas que le guste, le traigan alegría y la conecten con el lado bueno de la vida. Esto puede ser hobbies, leer un libro, estar en contacto con la naturaleza, andar en bicicleta, etc.

5. Recuerde que usted es más que su diagnóstico

Recibir un diagnóstico de cáncer de mama puede cambiar por completo la forma en que ve partes de (o toda) su identidad. Tiene mucho sentido si no siente que puede concentrarse en ver mucho más allá de su diagnóstico en este momento. Pero en momentos en que parece que usted es sólo un “paciente con cáncer de mama”, encontrar pequeñas maneras de recordar que eso no es cierto podría ser útil.

6. Procese sus sentimientos haciendo terapia

Si siente que sus emociones posteriores al diagnóstico son demasiado grandes para manejarlas por su cuenta, la terapia puede ayudarla a encontrar el camino. Si aún no está viendo a un profesional de salud mental, usted puede considerar una consulta primero con su médico para obtener la derivación correspondiente.

Recuerde que su estado emocional también repercute en su salud física. Encontrar el alivio que necesita puede ser clave para sobrellevar el diagnóstico de cáncer de mama. Usted cuenta con un excelente plantel de profesionales en nuestra clínica que le ayudarán en su diagnóstico, tratamiento y en su salud emocional. Puede solicitar un turno desde aquí.

Referencias

Coping emotionally. Breast Cancer Now.

 Breast Cancer: Coping With Your Changing Feelings. Cancer Care.

 Emotions and Breast Cancer.

Según las estadísticas, del total de personas con diabetes, un tercio no saben que tienen la enfermedad. Según Martin J. Abrahamson, MD, Director Médico y Vicepresidente Senior del Centro de Diabetes Joslin, esto se debe a que las personas con diabetes tipo 2 a menudo no tienen síntomas. Sin embargo, un simple análisis de sangre es todo lo que necesitas para saber si eres uno de los pacientes con diabetes no tratada.

¿Quién debe hacerse la prueba?

La Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) recomienda que todas las personas de 45 años o más se realicen una prueba de diabetes y, si los resultados son normales, se vuelvan a evaluar cada tres años. Las pruebas deben realizarse a edades más tempranas y realizarse con mayor frecuencia en personas que tienen cualquiera de los siguientes factores de riesgo de diabetes:

  • Familiar directo (padre o hermano) con diabetes.
  • Sobrepeso (IMC superior a 25)
  • Origen étnico de alto riesgo (afroamericano, hispanoamericano, nativo americano, asiático americano o isleño del Pacífico)
  • Antecedente de diabetes gestacional o ser madre de recién nacido de más de 9 libras
  • Niveles de colesterol HDL de 35 mg / dl o menos, y / o nivel de triglicéridos de 250 mg / dl o más
  • Presión arterial alta
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Antecedente de tolerancia a la glucosa alterada o tolerancia al ayuno deteriorada

¿Qué pruebas se utilizan para el diagnóstico?

Glucosa en plasma en ayunas: este análisis de sangre se toma por la mañana, con el estómago vacío. Un nivel de 126 mg / dl o superior, en más de una ocasión, indica diabetes.

Glucosa casual o aleatoria: este análisis de sangre se puede tomar en cualquier momento durante el día, sin ayunar. Un nivel de glucosa de 200 mg / dl y superior puede sugerir diabetes.

Si se produce alguno de estos resultados, la prueba debe repetirse en un día diferente para confirmar el diagnóstico. Si se detecta una glucosa plasmática casual igual a 200 mg / dl o superior, la prueba de confirmación utilizada debe ser una glucosa en plasma en ayunas o una prueba de tolerancia a la glucosa oral.

Diagnóstico de diabetes a través de una sola muestra de sangre

Es posible diagnosticar la diabetes midiendo la glucosa en sangre en ayunas y la hemoglobina A 1c (HbA 1c ) usando la misma muestra de sangre sin requerir que regreses para una segunda visita, según sugieren nuevos datos.

Los hallazgos, del estudio prospectivo Atherosclerosis Risk in Communities (ARIC), fueron publicados en línea el 18 de junio en Annals of Internal Medicine por Elizabeth Selvin, PhD, de la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore, Maryland, y sus colegas.

La Asociación Estadounidense de Diabetes (ADA) recomienda que se use una prueba de tolerancia a la glucosa en sangre en ayunas, HbA 1c o la glucosa oral como prueba inicial de diabetes (Diabetes Care. 2018; 41: S13-S27). Si los resultados exceden los umbrales de diagnóstico, aconsejan una segunda prueba, una repetición de la misma o diferente, a menos que el paciente tenga signos claros de hiperglucemia (glucemia por encima de los valores normales). Esa segunda prueba debe realizarse sin demora, utilizando una nueva muestra de sangre para confirmar.

Pero según los nuevos hallazgos de un seguimiento de 25 años de 12,199 participantes en el ARIC sin diabetes diagnosticada al inicio del estudio, el uso de la misma muestra para glucosa en sangre en ayunas y HbA 1c tuvo un alto valor predictivo positivo para el diagnóstico posterior de diabetes. Es decir, que quienes se sometieron a la prueba y sus resultados fueron positivos para la hemoglobina glucosilada o glucosa en ayunas, tuvieron una alta probabilidad de desarrollo de diabetes, que fue confirmada en los años siguientes.

Los resultados del estudio sugieren que las dos pruebas de una muestra de sangre pueden proporcionar una confirmación adecuada de la diabetes, lo que podría permitir una mayor simplificación de las pautas de práctica clínica actuales.

Muchos profesionales ya están haciendo estas pruebas juntos: si un paciente es obeso, por ejemplo, y tiene otros factores de riesgo de diabetes (presión arterial alta, HDL bajo, triglicéridos altos, etc), es probable que el médico ordene pruebas de glucosa y HbA 1c de una sola muestra de sangre. Es solo que las pautas claramente no le permiten usar las pruebas de esa muestra de sangre para hacer el diagnóstico inicial de diabetes.

La diabetes no diagnosticada confirmada predice un diagnóstico posterior

La diabetes no diagnosticada confirmada se define como un valor de HbA 1c ≥ 6.5% y glucosa en ayunas ≥ 126 mg / dL (≥ 7.0 mmol / L) entre individuos sin diabetes diagnosticada.

La diabetes no diagnosticada no confirmada se define como ningún diagnóstico de diabetes y solo una de las dos medidas elevadas.

De esta manera, y según los resultados del estudio, el estado de “diabetes no diagnosticada confirmada” predijo el diagnóstico de diabetes a 5 años, así como el desarrollo de enfermedad renal crónica, la enfermedad cardiovascular, la enfermedad arterial periférica y la mortalidad por todas las causas a los 15 años.

Estos hallazgos respaldan el uso clínico de una combinación de HbA 1c y niveles de glucosa en ayunas de una sola muestra de sangre para identificar casos de diabetes no diagnosticada en la población.

Últimos estándares para el diagnóstico de diabetes

La American Diabetes Association (ADA) en sus estándares de atención médica para la diabetes de 2019 ha revisado los criterios para respaldar un diagnóstico de diabetes cuando es posible obtener dos pruebas anormales de una sola muestra.

Dado que los médicos pueden no estar familiarizados con esta recomendación, los laboratoristas clínicos pueden desempeñar un papel importante en la educación de los miembros del equipo de atención médica sobre este cambio si se cumplen estos criterios en un paciente determinado.

El panel de médicos, educadores en diabetes, dietistas registrados y expertos en salud pública se encargan de actualizar estos estándares cada año. Los documentos sobre los estándares de atención de 2019 aparecieron en la revista Diabetes Care de la ADA .

La disposición para incluir dos resultados de prueba anormales (es decir, glucosa plasmática en ayunas y A1C) de la misma muestra como un umbral apropiado para el diagnóstico de diabetes aparece en la sección de Clasificación y diagnóstico de diabetes.

La evidencia reciente indicó que el uso de este protocolo tenía un alto valor predictivo positivo para el diagnóstico posterior. Este enfoque puede permitir un diagnóstico más rápido y la implementación de un plan de tratamiento apropiado cuando tales valores de laboratorio estén disponibles.

Específicamente, las pautas recomiendan que, a menos que haya un diagnóstico clínico claro (p. Ej., Paciente en una crisis hiperglucémica o con síntomas clásicos de hiperglucemia y glucosa en plasma aleatoria ≥200 mg / dL, el diagnóstico requiere dos resultados anormales de la prueba de la misma muestra o en dos muestras de prueba separadas.

Para la última opción, los médicos para la segunda prueba deben repetir la prueba inicial o hacer una prueba diferente inmediatamente después de la primera. Si un paciente tiene resultados discordantes de dos pruebas diferentes, entonces el resultado fuera de la normalidad de la prueba de diagnóstico debe repetirse.

En otro cambio importante, los estándares de la ADA ahora incluyen una sección dedicada a la tecnología de la diabetes, que cubre los métodos de administración de insulina, como jeringas, plumas y bombas de insulina, medidores de glucosa en sangre, monitores continuos de glucosa y dispositivos automatizados de administración de insulina, como el páncreas artificial.

Dado el papel cada vez mayor de la tecnología en el manejo de la diabetes, el PPC consideró apropiado tener una sección dedicada de los Estándares dedicada a la tecnología a partir de 2019.

El comité recomendó jeringas de insulina o bolígrafos de insulina para los diabéticos que requieren insulina, teniendo en cuenta factores como el tipo de insulina y el régimen de dosificación, la preferencia del paciente, el costo y las capacidades de autogestión. Los pacientes con problemas de visión o de destreza también pueden beneficiarse de las plumas de insulina o los dispositivos de inyección de insulina, para ayudarlos a administrar con precisión sus dosis.

Dirigiéndose a los monitores continuos de glucosa, el comité recomendó que los niños, adolescentes y adultos consideren la terapia con bomba aumentada por sensor para mejorar el control glucémico en caso de un aumento de la hipoglucemia o hipoglucemia severa. Los beneficios se correlacionan con la adherencia al uso continuo del dispositivo.

Esta sección de los estándares continuará evolucionando en el futuro junto con el rápido avance de las tecnologías de diabetes.

En la sección sobre Evaluación médica integral y evaluación de comorbilidades, ADA agregó un nuevo texto para asesorar a los profesionales de la salud sobre cómo deben comunicarse con los pacientes diabéticos de una manera informativa y enriquecedora. Esto implica un enfoque de escucha activa centrado en el paciente que incorpora no solo las preferencias y creencias del paciente, sino también factores de alfabetización, aritmética y otras posibles barreras para la atención. La atención de la diabetes debe ser administrada por un equipo multidisciplinario” que incluya profesionales de la salud de todos los sectores, no solo médicos de atención primaria, según la declaración de estándares actualizada. ADA había evaluado un nuevo informe de consenso sobre diabetes y lenguaje para guiar sus revisiones sobre la comunicación.

Los objetivos del tratamiento para la diabetes son prevenir o retrasar complicaciones y mantener la calidad de vida. Los objetivos y planes de tratamiento deben crearse con los pacientes en función de sus preferencias, valores y objetivos individuales.

La sección de objetivos glucémicos de los estándares pone un nuevo énfasis en el papel de las pruebas de A1C en el manejo de la glucemia. Los autores recomendaron que los médicos realicen una prueba de A1C al menos dos veces al año en pacientes estables que cumplan con los objetivos del tratamiento.

Para aquellos pacientes que no cumplen con los objetivos glucémicos o cuya terapia ha cambiado, la prueba debe realizarse trimestralmente. Las pruebas de punto de atención para A1C brindan la oportunidad de realizar cambios de tratamiento más oportunos.

 El comité también pide a los médicos que vuelvan a evaluar los objetivos glucémicos con el tiempo, dado que los riesgos y beneficios de estos objetivos pueden cambiar a medida que los pacientes envejecen y su enfermedad muestra signos de progresión.

Una lectura de A1C de <7% es un objetivo razonable para muchos adultos no embarazadas, de acuerdo con los estándares.

Otras revisiones reflejadas en los estándares de atención de 2019 incluyen:

  • Una nueva cifra del informe consensuado ADA-Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) sobre el ciclo de decisión del cuidado de la diabetes que subraya la necesidad de una evaluación continua y una toma de decisiones compartida para lograr los objetivos de la atención médica y evitar la inercia clínica.
  • Una nueva tabla que enumera los factores que aumentan el riesgo de hipoglucemia asociada al tratamiento;
  • Una recomendación que incluye el riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ASCVD) a 10 años como parte de la evaluación general del riesgo; y
  • Actualizaciones a la sección de enfermedad del hígado graso que incluyen una nueva recomendación que especifica cuándo evaluar la enfermedad hepática. El comité recomendó que los médicos evalúen a los pacientes con diabetes tipo 2 o prediabetes y enzimas hepáticas elevadas o hígado graso en la ecografía para buscar la presencia de esteatohepatitis no alcohólica y fibrosis hepática.

Gracias a estas actualizaciones, es posible realizar un diagnóstico temprano y contar con información de alta calidad que permite a los profesionales de salud saber si existe un riesgo alto o no de desarrollar diabetes y/ o sus complicaciones en los próximos años.

Si tienes algún factor de riesgo para el desarrollo de diabetes (obesidad abdominal, antecedentes familiares, colesterol alto, triglicéridos altos, presión arterial alta, etc), es recomendable que realices una consulta con nuestros profesionales, quienes podrán asesorarte y ayudarte a alcanzar una vida de calidad.

En C-Mater Dei contamos con la más alta tecnología de última generación, salas de quirófano, laboratorio clínico, y un reconocido equipo de médicos especialistas y sub-especialistas en Cirugía General, Mastología, Oncología, Medicina Interna, Ginecología, Cardiología, Endocrinología, Nefrología, Patología y Radiología.

Para hacer una cita con un médico o para mayor información llámanos al: 2239-4809 o al 9950-4318.

Logo Lab C-Mater Dei

Referencias:

What’s New in the 2019 Standards of Medical Care in Diabetes.

Can Diabetes Be Diagnosed in a Single Blood Test?

Who Should Be Tested for Diabetes, and How is Diabetes Diagnosed?

Las muertes por cáncer de mama han disminuido drásticamente en las últimas décadas y están casi un 40 por ciento por debajo de su pico a fines de la década de 1980. Si bien esta tendencia puede atribuirse en parte a las mejoras en el cribado y la detección temprana, los avances en el tratamiento juegan un papel aún más importante.

En la Reunión Anual de AACR de 2019, la investigadora de BCRF y presidenta saliente de AACR, Dra. Elizabeth Jaffee, presidió una sesión donde los expertos en cáncer de mama discutieron el panorama de los tratamientos para los subtipos de cáncer de mama y las terapias emergentes en ensayos clínicos o en desarrollo.  

Cáncer de mama con receptor de estrógeno positivo (ER). Los cánceres de mama ER positivos son la forma más común y tratable de cáncer de mama. Las terapias dirigidas a ER han desempeñado un papel importante en la reducción de las muertes por esta enfermedad, con el 95 por ciento de las mujeres con ER positivo en etapa temprana que sobrevivieron más de cinco años desde su diagnóstico.

Sin embargo, el desafío con el cáncer de mama ER positivo es que estos cánceres pueden reaparecer años después de un tratamiento aparentemente curativo. Los cánceres de mama recurrentes positivos para ER tienen menos probabilidades de responder a la misma terapia que se usó para tratar el cáncer de mama primario.

En los últimos años, se ha visto la aparición de los inhibidores de CDK 4/6 (palbociclib, ribociclib y abemaciclib) para los cánceres de mama metastásicos con ER positivo. Si bien estas terapias dirigidas han mejorado dramáticamente la supervivencia de muchos pacientes, no funcionan para todos y pueden dejar de funcionar para aquellos que recibieron un beneficio inicial. Se están realizando esfuerzos para identificar nuevos enfoques combinados para mejorar la respuesta a los inhibidores de CDK 4/6, incluidas las nuevas terapias dirigidas a receptores de estrógenos y receptores de andrógenos, nuevos diseños de fármacos y nuevas terapias dirigidas a CDK.

Cáncer de mama HER2 positivo. Durante muchos años, los cánceres de mama que fueron impulsados ​​por el oncogén HER2 se consideraron letales. El descubrimiento de trastuzumab revolucionó el tratamiento para los cánceres de mama positivos para HER2, pero no todos los pacientes reciben el mismo beneficio.

Desde el descubrimiento de trastuzumab, han surgido otros agentes dirigidos a HER2 y ahora son comunes los enfoques combinados que usan agentes dobles de HER2 y quimioterapia. Uno de los desafíos en el manejo clínico del cáncer de mama HER2 positivo es saber qué pacientes diagnosticadas con enfermedad en etapa temprana necesitan una terapia agresiva, es decir, terapia dirigida doble o quimioterapia adicional, y cuáles no. Ambos escenarios tienen una toxicidad adicional y un costo significativo (en el caso de agregar un segundo agente HER2).

A diferencia de la enfermedad positiva para ER en la que los médicos pueden utilizar los resultados de la prueba genómica: Oncotype DX ™ para determinar la eficacia de la quimioterapia para un paciente en particular, la enfermedad positiva para HER2 no tiene una prueba similar para guiar las decisiones de tratamiento.

La terapia neoadyuvante (terapia administrada antes de la cirugía) ha surgido como una forma de medir la agresividad de un cáncer de mama HER2 positivo. Para los pacientes cuyo tumor responde bien a la terapia neoadyuvante, un régimen de tratamiento menos agresivo puede ser todo lo que se necesita. Mientras que aquellos cuyos tumores no responden, pueden requerir un tratamiento más agresivo.

Además de personalizar el enfoque del tratamiento en el cáncer de mama HER2 positivo, los nuevos diseños de medicamentos que incluyen conjugados de drogas y anticuerpos, como ado-trastuzumab emtansina (T-DM1) están mejorando la precisión y la eficacia de la terapia dirigida a HER2.

Cáncer de mama triple negativo (TNBC). Los cánceres de mama triple negativos se llaman así porque carecen de receptores de estrógeno, progesterona y HER2. La quimioterapia combinada sigue siendo el tratamiento estándar para el TNBC en estadio temprano, y muchos pacientes responden bien a este enfoque. Al igual que en el cáncer de mama HER2 positivo, la respuesta del tumor a la terapia neoadyuvante puede informar la terapia adyuvante posterior.

Los resultados recientes de los estudios de perfiles de tumores han demostrado que TNBC es una familia de cánceres de mama y esto está abriendo las puertas a nuevos enfoques específicos para beneficiar a pacientes con ciertos tipos de TNBC:

– Inmunoterapia: a principios de este año, la FDA aprobó la primera inmunoterapia en cáncer de mama, específicamente para pacientes con cáncer de mama triple negativo avanzado. Una vez más, no todos los pacientes se benefician de esta terapia y los esfuerzos continúan mejorando la inmunoterapia para TNBC, incluido el desarrollo de vacunas, la combinación de terapias inmunitarias y de mejora inmunológica

– Inhibidores de PARP: el año pasado, la FDA aprobó el primer inhibidor de PARP, olaparib, para TNBC que son impulsados ​​por mutaciones en los genes BRCA1 o BRCA2. La mayoría de los cánceres de mama causados ​​por mutaciones BRCA heredadas son el subtipo triple negativo. Las mutaciones en estos genes causan un defecto en un tipo de reparación de ADN llamada recombinación homóloga (HR). Este defecto hace que la célula dependa de un proceso de reparación de ADN de respaldo que está regulado por una proteína llamada PARP (Polimerasa de poli (ADP-ribosa)). La combinación de un inhibidor de PARP con quimioterapia que daña el ADN mata las células que albergan mutaciones en los genes BRCA. Se están realizando esfuerzos para comprender por qué algunos tumores responden a este enfoque y otros no, o por qué los tumores se vuelven resistentes. Esto está abriendo la puerta a nuevas estrategias que incluyen combinaciones de inmunoterapia con la terapia con inhibidores de PARP.

– Moduladores seleccionados del receptor de andrógenos (SARM):  aunque el receptor de andrógenos (AR) surgió como un objetivo en el cáncer de próstata, no es raro encontrar AR en los tumores TNBC. Se están realizando estudios clínicos y de laboratorio para evaluar la eficacia de los inhibidores de AR para algunos pacientes con TNBC.

Si tienes un historial médico positivo de cáncer de mama y deseas actualizarte con los más novedosos tratamientos, puedes realizar una consulta con nuestros especialistas desde aquí. En nuestra clínica encontrarás las terapias más actualizadas y la mejor calidad humana.  .

Referencias:

Clinical Cancer Advances 2019 at a Glance. ASCO.

Research News for 2019. Breastcancer.org.

En C-Mater Dei contamos con la más alta tecnología de última generación, salas de quirófano, laboratorio clínico, y un reconocido equipo de médicos especialistas y sub-especialistas en Cirugía General, Mastología, Oncología, Medicina Interna, Ginecología, Cardiología, Endocrinología, Nefrología, Patología y Radiología.

Para hacer una cita con un médico o para mayor información llámanos al: 2239-4809 o al 9950-4318.

Logo Lab C-Mater Dei

Las hormonas tienen mucho poder. Se trata de esas pequeñas sustancias químicas que le dicen a tu cuerpo, a las células, qué hacer. Determinan todo, desde cuánto crecerás, cómo procesarás los alimentos y cómo funcionará tu sistema inmunológico.

Las hormonas pueden afectar tu peso, su temperatura corporal e incluso tu estado de ánimo. También pueden tener un impacto en tu riesgo de cáncer.

Cuando las personas escuchan la palabra hormona, piensan en los estrógenos y la progesterona, y sus efectos sobre el cáncer femenino. Sin embargo, hay varias otras hormonas que tienen un impacto en el riesgo de cáncer en todo el cuerpo.

La conexión entre las hormonas y el cáncer

El vínculo entre las hormonas y el riesgo de cáncer tiene mucho que ver con la multiplicación de células.

Y cuanto más se dividen y multiplican tus células, más posibilidades hay de que algo salga mal y de que se desarrolle cáncer.

Hay varias cosas que pueden afectar tus hormonas, incluidos medicamentos, inflamación crónica y afecciones médicas como la obesidad. Para otros factores, como las toxinas y la dieta, el vínculo con el riesgo de cáncer es menos claro.

Pastillas anticonceptivas

Las píldoras anticonceptivas controlan la fertilidad con dosis de las hormonas sexuales femeninas estrógeno y progesterona. Pueden reducir el riesgo de cáncer de ovario y endometrio. Pero aumentan ligeramente el riesgo de cáncer de mama y de cuello uterino.

La única población que debería preocuparse en caso de tomar píldoras anticonceptivas son las mujeres que tienen un riesgo muy alto de cáncer, como las que tienen una mutación BRCA. Deben hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de este método anticonceptivo.

Seguir las pautas generales para un estilo de vida saludable ayuda mucho a regular las hormonas y reducir el riesgo de cáncer. Mantener un peso corporal saludable, seguir una dieta equilibrada y mantenerse activo ayuda a mantener los niveles hormonales bajo control.

Terapia de reemplazo hormonal

Para las mujeres en edad reproductiva, reemplazar las hormonas en disminución puede aliviar algunos de los síntomas desagradables de la menopausia. Pero la terapia de reemplazo hormonal (TRH) puede aumentar el riesgo de una mujer de cáncer de mama y posiblemente cáncer de ovario. Hay formas más seguras de reducir los síntomas y mantener su salud.

Usted puede consultar con alguno de nuestros especialistas sobre alternativas no hormonales para tratar los síntomas de la menopausia. Esas alternativas deberían ser su primera opción.

Dieta

Los alimentos a base de soja tienen mala reputación. Pero no hay suficientes datos para sugerir que los estrógenos vegetales en los alimentos de soja, como el tofu y el miso, aumentan el riesgo de cáncer de mama u otros tipos de cáncer. De hecho, la soja puede tener un efecto protector.

La soja es un estrógeno vegetal. Realmente no se conocen los beneficios y los daños relacionados con el riesgo de cáncer. Las mujeres que siguen dietas con alto contenido de soja, como en las culturas orientales, no tienen un mayor riesgo de cáncer de mama.

Y los productos a base de soja son una buena fuente de proteína vegetal. Las proteínas vegetales son un sustituto saludable de las proteínas animales. Así que, un par de porciones de soja al día, pueden incluirse sin preocupación en la mayoría de los pacientes.

Disruptores endócrinos

El bisfenol-A, o BPA, es un químico común utilizado en muchos productos plásticos y algunas latas de aluminio que imita el estrógeno. Se encuentra en una lista de productos químicos conocidos como disruptores endocrinos, debido a sus efectos sobre las hormonas. Pero se necesita más investigación para determinar los riesgos.

Por el momento, no es necesario más que las alternativas saludables como los envases de cartón en los que se almacenan muchos alimentos listos para el consumo, como verduras y legumbres. Otra opción saludable son los envases de vidrio.

Inflamación crónica y obesidad

La inflamación y la obesidad van de la mano, y ambas tienen un impacto en las hormonas y el riesgo de cáncer. Un aumento excesivo de grasa corporal causa inflamación. La inflamación aumenta la cantidad de insulina y estrógeno en el cuerpo, lo que desencadena la división celular. El exceso de grasa también produce estrógeno.

Con el tiempo, el estrés que provoca la obesidad en el cuerpo al desencadenar inflamación y aumentar los niveles hormonales plantea un riesgo significativo de cáncer.

Seguir las pautas generales para un estilo de vida saludable ayuda mucho a regular las hormonas y reducir el riesgo de cáncer. Sin embargo, en ciertas personas, como quienes tienen antecedentes personales o familiares de cáncer de mama, es necesario realizar una evaluación exhaustiva para determinar correctamente el riesgo.

Puedes consultar con nuestros especialistas, quienes realizarán los estudios necesarios para ayudarte a determinar tu riesgo.  

Referencias

Hormones and breast cancer.

Effects of estrogen on breast cancer development: role of estrogen receptor independent mechanisms.

Breast cancer and oestrogen.

En C-Mater Dei contamos con la más alta tecnología de última generación, sala de quirófano, laboratorio clínico y un reconocido equipo de médicos especialistas y sub-especialistas en Cirugía General, Mastología, Oncología, Medicina Interna, Ginecología, Cardiología, Endocrinología, Nefrología, Patología y Radiología. Cumplimos 20 años al servicio de ti y tu familia comprometidos a ofrecer medicina de alta calidad con calidez humana.

Para hacer una cita con un médico o para mayor información llámanos al: 2239-4809 o al 9950-4318.

Logo Lab C-Mater Dei

El cáncer de mama se asocia más comúnmente con las mujeres que con los hombres, y afecta aproximadamente a una de cada ocho mujeres en su vida.

Sin embargo, los hombres también pueden ser diagnosticados con cáncer de mama, aunque en circunstancias mucho más raras.

Si bien los niños no desarrollan senos como las niñas durante la pubertad, tienen una pequeña cantidad de tejido mamario detrás de los pezones donde se puede desarrollar el cáncer de mama.

Hasta la pubertad, el tejido mamario en niños y niñas es el mismo. Ambos tienen una pequeña cantidad de tejido mamario detrás del pezón y la areola (el área más oscura de la piel alrededor del pezón).

Esto se compone de unos pocos tubos pequeños (conductos) rodeados de tejido adiposo, tejido conjuntivo, vasos sanguíneos y vasos linfáticos.

Entonces, ¿qué tan común es que a un hombre se le diagnostique cáncer de mama? ¿cuáles son los signos que los hombres deben tener en cuenta y cómo pueden tratarse? Aquí está todo lo que necesita saber:

¿Qué tan común es el cáncer de mama masculino?

Los hombres que tienen entre 60 y 70 años tienen más probabilidades de ser diagnosticados con la enfermedad.

Además, los hombres que tienen niveles particularmente altos de estrógeno también tienen más riesgo de desarrollar cáncer.

Al igual que con las mujeres, si un hombre tiene familiares que hayan tenido cáncer de mama en el pasado, sus posibilidades de desarrollar el cáncer también aumentarán.

Se cree que alrededor de tres de cada 100 cánceres de mama diagnosticados en mujeres se deben directamente a un gen defectuoso hereditario (alrededor del tres por ciento). En los hombres, esto podría ser más común.

Los médicos creen que entre 10 y 20 de cada 100 cánceres de mama diagnosticados en hombres se deben a genes defectuosos hereditarios (10 a 20 por ciento).

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma más común para el cáncer de seno que los hombres deben tener en cuenta es un bulto en el tejido del seno que se puede sentir cerca del pezón.

Los bultos que requieren una evaluación médica también se pueden encontrar más lejos del pezón.

Los signos adicionales de cáncer de mama pueden incluir síntomas como la descarga de líquido que se emite desde el pezón; un pezón que está invertido o se siente sensible; hinchazón en el área del pecho; úlceras en el área del pecho o pezón; o ganglios linfáticos en el área de la axila.

Es recomendable consultar con el médico tan pronto como note cualquier cambio en el área de sus senos que pueda corresponder a los síntomas mencionados anteriormente.

¿Cómo puede un hombre comprobar los síntomas del cáncer de mama?

Así como las mujeres, los hombres pueden realizarse un autoexamen de mamas.

  • Primero, párese en topless frente a un espejo, colocando sus brazos en sus caderas.
  • Mire detenidamente el área de su pecho, notando cualquier cambio en sus pezones, como hinchazón o inversión.
  • Luego, levante los brazos por encima de la cabeza e inspeccione las áreas alrededor de su pecho y sus axilas.
  • El siguiente paso es palpar el tórax para detectar posibles bultos, lo que se puede hacer moviendo las yemas de los dedos en un movimiento circular alrededor del área del seno. Puede realizar esto en un método hacia arriba y hacia abajo, en un patrón circular o en cuña, pero intente ser consistente utilizando el mismo método cada vez.
  • Además, revise el área del pezón para ver si hay secreciones. Complete ambos senos.

También puede inspeccionar el área del pecho acostándose, colocando una almohada debajo de su hombro derecho y colocando su brazo derecho sobre su cabeza.

Con las yemas de los dedos de la mano izquierda, presione las áreas del pecho y las axilas, antes de repetir el proceso en el otro lado.

¿Cómo se puede tratar?

La mayoría de los hombres diagnosticados con cáncer de mama pueden tener que someterse a una mastectomía.

Este procedimiento sería seguido por un tratamiento de radioterapia dirigido al área del pecho para matar las células cancerosas restantes.

Puede llevar entre cuatro y seis semanas recuperarse de una mastectomía, y la operación dura aproximadamente 90 minutos.

Una persona que haya tenido una mastectomía puede decidir someterse a un procedimiento de reconstrucción mamaria luego, para reemplazar cualquier tejido que se haya extraído.

Un hombre que se haya sometido a una mastectomía puede necesitar quimioterapia y terapia hormonal después.

Esto puede depender de varios factores, como el tamaño del tumor de cáncer de mama y si las células cancerosas se han diseminado o no.

Al igual que con el cáncer de mama femenino, si el cáncer se detecta en las primeras etapas, podría curarse.

Esta es la razón por la cual la detección temprana es importante ya que una vez que el cáncer avanza, el pronóstico y la supervivencia serán peores y la cura a largo plazo puede no ser posible. Por este motivo, si tiene antecedentes familiares de cáncer de mama o presenta alguno de los signos y síntomas mencionados aquí, le recomendamos realizar una consulta con nuestro equipo de mastología, quienes le ayudarán a eliminar sus dudas y llegar a un diagnóstico certero.

En C-Mater Dei contamos con excelentes médicos especialistas y tecnología de vanguardia. Hable con su médico para hacerse una densitometría si sabe que tiene factores de riesgo. Para hacerte una densitometría mándanos un mensaje por Facebook o llámanos al 9950-4318 para hacer tu cita. No esperes, hazla hoy!

Logo Lab C-Mater Dei

Fuentes:

Male Breast Cancer

Breast Cancer in Men Overview of Male Breast Cancer

Biopsias de mama. Qué esperar al someterse a esta prueba

La biopsia de mama es una indicación muy frecuente y muchas veces asustadora. Sin embargo, es necesario conocer las verdaderas causas de su indicación, ya que no siempre es indicio de una enfermedad grave.

¿Qué es una biopsia de mama?

Una biopsia de mama es la extracción de una muestra de tejido mamario para que pueda examinarse y llegar a un diagnóstico adecuado de cualquier patología mamaria, incluso el cáncer de mama. Esto se realiza de diferentes formas. Una de ellas es la biopsia con aguja gruesa, en la cual se usa una guía de ultrasonido o de RMN. Se realiza lo que se llama una cirugía estereotáctica y se localiza el tejido a extraer. La gran parte de las biopsias serán negativas para el diagnóstico de cáncer de mama, pero contribuyen a diagnosticar en forma temprana procesos benignos o anomalías que, a futuro, pueden desencadenar en un proceso canceroso o que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

¿Por qué realizar una biopsia de mama?

La indicación de una biopsia de mama generalmente está asociada a la identificación de alguna anomalía a través de un método de diagnóstico por imagen como una mamografía, resonancia magnética o ecografía de mamas. Otro de los motivos comunes para la indicación de una biopsia es la presentación de signos y síntomas asociados a un proceso canceroso mamario, especialmente en quienes cuentan con un fuerte historial médico asociado a esta enfermedad.

Algunos de los síntomas y signos clínicos que son causa de indicación de una biopsia incluyen:

  • Anomalías en la anatomía de la mama, como hoyuelos o bultos
  • Cambios visibles en el seno como apariencia de piel de naranja, cambios en la piel, cambios en el pezón (como la retracción)
  • Secreciones o erupciones en la mama
  • Inflamación con o sin dolor en los ganglios linfáticos de la mama

Los hallazgos en las pruebas de diagnóstico por imagen que suelen llevar a la indicación de una biopsia incluyen:

  • La presencia de microcalcificaciones o de una masa en forma de huso
  • Un bulto sólido o parcialmente sólido
  • Una masa con bordes irregulares

Es necesario aclarar que una biopsia puede ser necesaria también en hombres, ya que el cáncer de mama puede desarrollarse en ellos también.

Otra indicación frecuente de biopsia de mama es al momento del diagnóstico de cáncer. Esto se realiza con el fin de detectar posibles metástasis del tumor principal (pulmones, huesos, hígado o cerebro, especialmente si existe un fuerte historial familiar de este tipo de patología.

En base a los resultados de la biopsia se puede precisar el tipo de cáncer, sus características, invasividad, etc. y determinar el tratamiento a seguir.

Es importante también destacar que el médico oncólogo será quien establezca el esquema de tratamiento más conveniente. Es por esto por lo que la biopsia es muy importante, ya que es una herramienta a partir de la cual se pronostica el tratamiento y la expectativa de vida.

Por todo esto, siempre es conveniente dejar en manos de los mejores profesionales esta práctica diagnóstica. En C Mater Dei contamos con un equipo especializado que se encarga de realizar diagnóstico por imágenes, así como biopsias de mama y mamografías.

Si crees que, debido a tus antecedentes médicos o síntomas, puedes necesitar una biopsia de mama, consulta con nuestros expertos especialistas:

logo_materdei

Col. Tepeyac, contiguo a Radio House. Tel. 2239-8064 / 2239-4809.

Ahora puedes revisar tus resultados de laboratorio online desde tu celular.

Fuentes

What is a breast biopsy?

Breast Biopsy for Breast Cancer Diagnosis

Breast Biopsy

Ahora puedes revisar los resultados de tus exámenes de Laboratorio en lineaHaz click aquí
+